La consulta inicial

La historia entre nosotros y nuestros clientes se inicia con una breve entrevista telefónica en la cual el cliente expone íntegramente su problema y su demanda al responsable de equipo.

La etapa sucesiva es una “consulta” por lo general en dos encuentros cuyo objetivo es conocerse, examinar en detalle el problema o los problemas por los cuales han llegado hasta nosotros y entender conjuntamente cuál es el mejor camino para afrontar estos problemas.

La consulta termina generalmente con una propuesta terapéutica o con una respuesta al punto en cuestión que se nos ha planteado (diagnóstico, evalución del problema y toma de decisiones, etc.). La consulta no implica obligatoriamente la dedicación al caso.

Uno de los aspectos a evaluar con los clientes durante la consulta hace referencia a la forma de intervención que es más apropiada para cada problema específico:¿Una psicoterapia individual o es más oportuno involucrar a la pareja?¿O es posible activar todos los recursos incluyendo a todos los miembros de la familia en todas o algunas de las fases del trabajo terapéutico? La orientación clínica sistémico-relacional de nuestro trabajo ha permanecido sin variaciones, en cambio, sí es objeto de mucha atención la elección del tipo de tratamiento.